Historia de la Corporación

La Corporación con Animo se empezó a gestar en el año 2007 cuando el señor Jean Paul Van Der Kuyp llega a Colombia, con gran interés de conocer de cerca el tema que ha sido de su interés, las adicciones y la drogadicción. Después de indagaciones, conversaciones e investigaciones da cuenta que el problema que sufre el país es bastante complejo, por lo que se empieza a cultivar el sueño de aportar en la solución, naciendo así la idea de crear un centro de rehabilitación y prevención que ayude a todas las personas a salir de ese mundo o a no caer en él.

Es así que en el 2009 empieza este magnífico proyecto con la búsqueda de corporaciones, empresas o personas que puedan ayudar en el proyecto, hasta que en el 2010 la Empresa Arturo Calle en representación de Juan Manuel Calle decide impulsar tal proyecto con las primeras donaciones, y es así que el centro de rehabilitación comienza a sentar sus primeras bases.

Pasado el 2010, se empieza a consolidar la corporación para lo cual toma el nombre oficial de "Corporación Con Ánimo" una entidad sin ánimo de lucro que busca generar una nueva oportunidad para las personas que tienen drogodependencia o algún tipo de adicción y también generar campañas de prevención que eduquen a los niños, jóvenes y adultos acerca de las adicciones y las drogas.

Ya con parte del trabajo adelantado, en el primer semestre de 2011, se vincula al proyecto el señor Jefferson Galeano quien aporta al proyecto toda su experiencia en la parte educativa y de prevención, además, de participar activamente con el señor Jean Paul en la creación y diseño de la imagen corporativa de la Corporación con ánimo. dándole inicio así al código ético de la corporación con Animo que la caracteriza en todo su funcionamiento.

Para Finalizar el 2011 la Corporación con Animo ubica un espacio ideal para los pacientes y para el equipo de trabajo, una finca campestre en el municipio de San Antonio del Tequendama que cuenta con todas las comodidades y los espacios para poder ofrecer un tratamiento efectivo y eficiente.

Es así que el año 2011 fue un año esencial para el desarrollo de la Corporación, ya que se logró sentar las bases, como también la participación de nuestro director en el Programa PIR de la fundación Hazelden en Minnesota (EEUU) donde recibió los conocimientos y herramientas necesarias para poder poner en funcionamiento tan importante proyecto

Esperamos que el 2012 sea un año lleno de bendiciones y felicidades pues en febrero del mismo año, la Corporación con Ánimo abre sus puertas y espera que usted querido lector pueda aportar en la escritura de esta importante corporación.

Por eso es que decimos con absoluta responsabilidad y optimismo que:

ESCRIBIENDO UNA HISTORIA
Venga y participe